A lo largo de estos meses, se gestó el concepto de Haze Spaze, el primer coworking cannábico y hub para las empresas del cannabis en el Sur de Europa. Un centro de apoyo empresarial para los nuevos y viejos emprendedores que quieran cabalgar en esta y nueva apasionante industria.

En estos meses hemos seguido dos líneas de trabajo. La primera es encontrar un socio, un partner adecuado para dar a este proyecto la altura que se merece. Y, personalmente, estoy muy contento de como se están llevando a cabo las negociaciones para ubicar, Haze Spaze, en el centro histórico de Barcelona. El sueño cada vez está más cerca. Proyectos como WeeDisplay, CannaWox tendrán su espacio físico y de networking.

En paralelo, y conscientes de que en la ciudad el tipo de negocios que se pueden llevar a cabo son muy limitados, buscamos una alternativa capaz de darnos mucho más de sí. Y con gusto y placer ya tenemos el sitio perfecto: Can Sacamas.

Can Sacamas es una preciosa masia catalana construida en piedra de río, en el pueblo de Lliçà d’Amunt a menos de 30 km de la ciudad de Barcelona, en un ambiente que aún se conserva encantadoramente rural y agrícola. La finca, a pie de transporte público, tiene unos 1700 metros cuadrados donde se da cabida al cultivo en general (exterior, invernadero, interior), cría de animales con alimentación de cáñamo y al desarrollo de distintas actividades empresariales en un entorno distinto y agradable.

La casa, más de 220 m2, cuenta con 3 habitaciones, dos de la cuales se alquilan en formato Bud&Breakfast para estancias cortas o bien en sesiones de trabajo. Los salones, la cocina y los espacios exteriores se comparten sin ninguna o pocas restricciones. Como es el caso de la zona de librería, donde hay tres posiciones de trabajo fijas con Wifi en toda la finca. Estos servicios están orientados en ampliar la oferta de turismo cannábico responsable y pedagógico del tipo Bud & Breakfast.

Además, el espacio se alquila para fiestas, eventos corporativos, rodajes, copas cannábicas, presentaciones de producto o sesiones de networking.

La zona exterior y habilitada para el cultivo también se podrá alquilar (m2) para aquellos emprendedores que necesiten de este tipo de zonas para su investigación, siempre que no sean variedades de cannabis con THC destinadas a la venta. Y en ningún caso, estas podrán salir de la propiedad privada de Can Sacamas. Aunque eso, ya es de sentido común.

Y si eso no fuera poco, es mi nueva casa, «si és que existeixen cases d’algú».