CannaWox, metodologías Lean en la industria cannábica

Las metodologías Lean de Ries, para aquellos que les interese, son un conjunto de técnicas que se aplican a los entornos empresariales, básicamente para dar una óptima respuesta a la puesta de productos en el mercado.

Fundamentalmente, LEAN Startup, se basa en girar el antiguo Plan de Negocio. En este post ya dábamos unas pinceladas. Pero en esta ocasión y, a raíz de unas jornadas de PandoraHub en Barcelona Activa, quería compartir algunos aprendizajes.

ikigai cannabis

Uno de los aspectos más positivos de trabajar en entornos de emprendedores, suele ser la pasión con la que las personas llevan a cabo sus proyectos. Esto, se debe en gran parte, en algo que trasciende cualquier metodología pero que resulta imprescindible: hacer algo que amemos. Para conseguirlo, el IKIGAI puede ayudarnos

Lo más importante de todo ello es encontrar lo central entre lo que nos gusta, lo que sabemos hacer y aquellos ingredientes que queremos integrar en nuestra vida. Y esto lo quiero subrayar puesto que, ahora, parece que podemos añadir un nuevo ingrediente: el cannabis. Hasta la fecha, ganarse la vida con el cannabis parecía díficil. No obstante, con los clubes, bancos de semillas, empresas de cultivo y las buenas noticias para el CBD y THC desde la OMS, parece que ganarse la vida con el cannabis ya no es ningún sueño. A partir de ahí, podemos fabricarnos una vida con aquellas cosas que siempre hemos querido tener.

lean startup cannabis

Y es que esta planta mueve pasiones. Y es en este entorno de mercado que lanzamos esta nueva propuesta. La metodología que estamos siguiendo sería válida para cualquier otra propuesta de negocio. Para simplificar mucho, de lo que se trata, es de optimizar los recursos mediante la información y validación. Buscamos descartar malas ideas o caminos equivocados, lo antes posible, intentando invertir los menores recursos posibles. En un plan de negocios convencional, el proceso es lineal, de manera que, tenemos que construir todo un plan para lanzar un producto, cuyos resultados desconocemos. ¿Por qué no, empleamos ese tiempo, en investigar, probar, preguntar, lazar tests o crear una comunidad? Dejemos los planos teóricos para a pisar la calle y confrontarnos con la realidad.

lean metodologia

Antes de ponernos manos a la obra, dejemos claros un par de conceptos. El primero es que siempre vendemos soluciones, nunca productos o servicios en si mismos. No compramos un bolígrafo, compramos la posibilidad de comunicarnos. Por tanto, respondemos siempre a una necesidad REAL con nuestra propuesta. De lo contrario, nunca tendremos éxito. Y esa es la gran pregunta que debemos hacernos, hacer a los demás para construir nuestra base.

Dicho esto, lo primero a tener en cuenta es el QUIEN y POR QUÉ. Tengamos o no un producto, tenemos que saber quien nos comprará o usará. Qué hábitos, qué pensamientos, qué percepciones tienen sobre la vida y sobre aquello que queremos ofrecer. Tengamos o no algo concreto en mente, la primera premisa es que todo lo hacemos para mejorar la vida a un ALGUIEN a un problema REAL y que esté dipuesto a PAGAR por ello.

cannabis top companies

El segundo paso es COMO. Y aquí aun NO hablamos de el producto o servicio mismamente en toda su dimensión. Hablamos de la propuesta de valor, de como daremos esa solución y, más importante, como la comunicaremos en el lenguaje directo e impactante de nuestros clientes.